lunes, mayo 17, 2021

¿Estaremos listos para ejecutar con éxito el plan nacional de vacunación? : Lucrecia Hernández Mack y Carmen Salguero emiten opinión.

¿Está en la capacidad de iniciar la segunda fase de vacunación el Gobierno con éxito? Esa es la pregunta que todos los chapines nos hacemos.De acuerdo a lo dicho por la exministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack y Carmen Salguero, ejecutiva de Fundesa; existen serias  dificultades para hacerlo.

La ahora diputada Mack dijo que si bien el Ministerio de Salud tiene muchas deficiencias, sí ha realizado exitosamente planes anteriores de vacunación, pero estas experiencias en el pasado han sido dirigidas en su mayoría a una población especialmente de  niños y niñas, que se buscan en las escuelas. Y sí recuerda hubo una vacunación en el 2006- 2007 contra la Rubiola, que abarcó a niños y a mayores de edad, que implicó esfuerzos de articulación y la integración y colaboración de muchos más actores externos al Ministerio, como medios de comunicación, alcaldías, empresas privadas, iglesias, medios de transporte, universidades, etc.

Pero Lucrecia reconoce, que para tomar el reto que tenemos ahora como país, para vacunar a casi 11 millones de personas adultas, sí es necesario que el Ministerio de Salud, articule con otros actores. Esto es un hecho innegable, afirma la diputada Mack.  Y no solo partiendo de acuerdos nacionales sino también locales. Con el objetivo de lograr cooperación de todos los sectores, para gestionar personal, porque el Ministerio no cuenta con el suficiente personal; y materiales, como computadoras, impresoras, toner, papel, y espacios, y eso implica trabajar con comercios, empresas e instituciones externas al gobierno.

Por su parte Carmen Salguero de Fundesa, manifestó que por los acuerdos legislativos decretados respecto al programa de vacunación, solamente los gobiernos tienen la capacidad de vacunar. Lo que expresa el rol que debe de tener el sector privado en colaboración a  este apoyo al plan nacional  de vacunación. Carmen Salguero informó que más de 40 centros comerciales se han sumado a colaborar con kioskos para ayudar a registrarse a las personas para la segunda etapa de la vacunación. Pero destacó que se habla poco de los grandes grupos poblacionales que están en las zonas rurales, y aquí son las 341 municipalidades que deben de participar, y no sabemos si los están articulando para participar.

Interviene Lucrecia Mack para decir que la escasez de vacunas, y la poca claridad respecto a las entregas que nos van hacer de las vacunas de AstraZeneca y Sputnik, hace que esto vaya a condicionar el ritmo de la vacunación. Ahora bien, si nos ponemos a pensar que con solo trescientas mil dosis, la mayoría donadas; nos hemos tardado dos meses para vacunar a la primera fase, podemos ver que estamos vacunando a un ritmo de dos mil setecientas personas diarias. Si seguimos con este ritmo, por más vacunas que tengamos nos vamos a tardar  casi once años para ponerle las primeras dosis que requieren los siete millones de habitantes que se quieren vacunar. Entonces, dice Mack, necesitamos además de cantidad de vacunas, centros de vacunación articulados para poder administrar la cantidad de vacunas que sea. Otro desafío que tenemos que afrontar, es que siendo el ministerio de salud el rector del plan de vacunación, este debe de articular la cooperación con los diferentes actores externos. Y lo que vemos es que no han podido ni articular al interno del ministerio, menos con los agentes externos, como empresas privadas, municipalidades, iglesias, etc. Entonces vemos que por un lado el presidente pone como similar a la vacunación a la Ivermectina, y mientras el ministerio de salud defiende al sistema Covax, el presidente está echándole pestes. No vemos articulación ni entre ellos mismos.

Carmen Salguero, interviene diciendo que cabalmente esta lentitud en el plan de vacunación nacional, es que motiva al sector privado a tener un papel activo en este asunto tan importante y delicado. Y esa pro-actividad se ha venido dando con acercamientos con el ministerio de salud, para encontrar los espacios en donde lo privado pueda colaborar y participar, pero la realidad es que no tienen todavía la claridad para vincularnos a todos los actores que queremos sumarnos a este gran desafío nacional. Los empresarios estamos esperando que nos digan dónde podemos estar para sumarnos, dice la representante de Fundesa Carmen Salguero. Por ejemplo cita Salguero, estamos colaborando, con centros de vacunación, y un ejemplo claro es Centra-Norte, está pagando todos los costos que conlleva todo el área de piso, se está amueblando, contratando a tres digitadores, e implementando el lugar con el equipo apropiándolo para servir como centro de vacunación.  Eso sí, todo supervisado por el Ministerio de Salud, ya que la vacunación es una acción que tiene que ver con el área médica. El Ministerio tendrá que poner el personal médico, por lo que tendrá que contratar a personal fuera del ministerio. Porque ese personal extra contratado por el ministerio será el que tendrá la responsabilidad de operar la vacunación.

Aquí toma la palabra la diputada Lucrecia Mack,  para señalar que está totalmente de acuerdo con Carmen Salguero, porque cabalmente el ministerio de salud tendrá que contratar  personal bajo el renglón 011, que no sabemos todavía de dónde va a salir ese gasto, quienes serán los responsables de llevar el control de  los niveles de seguridad a cabalidad de los frascos de vacunas que les entreguen, y que no se pierda ninguno por ningún motivo alguno, de igual manera el personal que tenga a su cargo la aplicación de la vacuna, que ya haya sido capacitada apropiadamente con antelación, y que aproximadamente tiene que ser en cantidad de unas cuatro mil personas. Lo que implica una cantidad aproximada de 98 millones de quetzales mensual, y el tiempo que se lleve la contratación.

Carmen Salguero interviene para decir que cabalmente la gente que contraten debe estar muy bien capacitada y contar con médicos que estén atentos a las posibles reacciones que tengan las personas vacunadas. Yo he calculado que solo el centro de vacunación de CentraNorte necesitará unos ochenta mil quetzales mensuales para cubrir los gastos de personal calificado en salud, para  poder vacunar 600 personas diarias. El sector privado pondrá toda la parte logística, espacio, computadoras, técnicos de computación, refrigeradores, la seguridad…pero la operación como tal, es responsabilidad del ministerio de salud. Y allí en donde veo el siguiente cuello de botella.

Interviene la diputada Mack, para agregar que cuando las autoridades de gobierno solicitaron dinero al congreso, además de los mil quinientos millones que se les otorgaron para comprar vacunas, se les preguntó si necesitaban algo más para personal o equipo médico, o lo que  fuera, y el gobierno dijo que no, que estaban bien con los mil quinientos millones. Es decir no estaban conscientes de la operación que necesitarían para ejecutar el plan de vacunación.

Ministerio de Salud anuncia los Centros de Vacunación:

https://elsoldemixco.com/nacionales/covid19-la-usac-sera-el-primer-centro-masivo-de-vacunacion-con-la-modalidad-drive-thru/

* Créditos: Estas respuestas de Lucrecia Mack y Carmen Salguero fueron extraídas de la entrevista que con otro punto de vista, realizó Quique Godoy en su programa «Temas y Debates» Contamos con la autorización expresa de Quique.   

Artículos relacionados

Últimas Noticias