jueves, octubre 21, 2021

La alianza militar postsoviética, en alerta por la situación en Afganistán

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), alianza militar que agrupa a seis antiguas repúblicas soviética, se puso hoy en alerta por el deterioro «alarmante» de la situación en Afganistán, que comparte 1.344 kilómetros de frontera con Tayikistán, su flanco sur en Asia Central.

«El deterioro de la situación en Afganistán es alarmante», señalaron los líderes de Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán en una declaración adoptada al término de una cumbre de la OTSC celebrada este jueves en Dusambe.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que participó en la reunión por videoconferencia, advirtió de que «la situación en la zona de responsabilidad de la OTSC y en las fronteras exteriores de los países miembros no solo es inestable, sino que entraña importantes retos y riesgos» para los países de la alianza.

El jefe del Estado anfitrión de la cumbre, Emomalí Rajmón, hizo hincapié en que «la catastrófica situación en Afganistán afecta directamente a la zona de seguridad colectiva de Asia Central».

«La compleja y peligrosa situación que vive ese país no es solo un problema del pueblo afgano, sino que se está convirtiendo en uno de los problemas regionales y globales más graves», añadió.

El presidente tayiko advirtió de que bajo el régimen de los talibanes «Afganistán una vez más se convierte en un semillero del terrorismo internacional».

En su declaración conjunta, los líderes de la OTSC aseguraron que darán todos los pasos necesarios para garantizar la seguridad de la frontera sur de la alianza.

Hoy mismo, el mando del distrito militar ruso Centro anunció que la base que Rusia mantienen en Tayikistán recibirá antes de fin de año 30 carros de combate modernizados T-72B3M.

El secretario general de la OTSC, el ruso Stanilav Zas, anunció al término de la cita que, como primera medida para proteger la frontera tayiko-afgana, ya dentro de un mes se llevarán a cabo cuatro ejercicios militares de envergadura en la zona.

Otros dos países surgidos de la URSS también tienen frontera con Afganistán, aunque pertenecen a la alianza: Turkmenistán y Uzbekistán.

El reforzamiento de la frontera entre Tayikistán y Afganistán también incluye, según perfilaron ayer los ministros de Exteriores y de Defensa de los países de la OTSC, ejercicios especiales de los Estados Mayores, una operación especial antinarcóticos y una acción interestatal para luchar contra la inmigración indocumentada.

Además, los líderes de la OTSC adoptaron un plan para equipar a las Fuerzas Colectivas de Reacción Rápida (FCRR) con «armamento moderno, equipamiento militar y medios especiales», explicó el secretario general de la alianza.

«Se trata de un documento muy importante y oportuno, cuya implementación nos permitirá llevar a las FCRR a un nuevo nivel de calidad», dijo Zas.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, señaló en este sentido la disposición de su país, que el próximo año asume la presidencia rotatoria de la OTSC, a estrechar la cooperación con los demás miembros para «elevar la capacidad combativa de las fuerzas conjuntas» de la alianza.

Durante la cumbre, otros jefes de Estado y de Gobierno también expresaron su preocupación por la situación en Afganistán.

El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, puso el foco en la crisis humanitaria que atraviesa Afganistán, que, dijo, «se acompañará de todo un espectro de consecuencias negativas, que incluyen amenazas a la seguridad colectiva de la OTSC».

Este contenido fue publicado el 16 sept. 202116 sept. 2021 El Parlamento suizo acuerda una tasa impositiva del 4% para las empresas de transmisión continua en favor de la industria cinematográfica local.

A su vez, el presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, instó a prestar toda la ayuda necesaria para reforzar la frontera tayiko-afgana, que, recalcó, «es una suerte de cinturón de seguridad de la organización».

«Observamos que la situación en Afganistán deriva hacia una grave desestabilización, con riesgo de una guerra civil», dijo el mandatario kazajo, que respaldó las postura de la OTCS sobre la inadmisibilidad de la presencia de refugiados afganos y bases militares de otros países en el espacio de la alianza.

El presidente kirguís, Sadir Zhapárov, planteó la necesidad de «dialogar con representantes de las nuevas autoridades de Afganistán sobre posibles formas de cooperación para estabilizar la situación en el país».

Zhapárov advirtió de que la creación de un Estado teócrata en la región «repercutirá negativamente en la situación de los países miembros» de la alianza.

Artículos relacionados

Últimas Noticias