lunes, mayo 17, 2021

Siete series de suspenso y misterio de Netflix para que disfrutes este domingo en familia

Son tan buenas que te atraparán y no te soltarán. ¡Disfruta en familia!

El fin de semana es para pasarla en casa, para descansar y sobre todo para divertirte con tu familia y que mejor que disfrutar de una buena tarde viendo series que te encantarán.

Por ello, nos tomamos la terea de recopilarte las mejores, desde misterios sobrenaturales hasta desapariciones sin respuestas que son adicción pura, para que tu elijas y solo prepares tus palomitas.

¿Quién mató a Sara?

El aporte mexicano a la oferta de series de Netflix ha sido constante y luego de la buena llegada de Madre solo hay dos, donde la comedia se une al drama, nuevamente el suspenso se toma una de sus realizaciones en ¿Quién mató a Sara?

El inocente

Tras No hables con extraños y Bosque adentro, una nueva novela del autor estadounidense Harlan Coben llega a Netflix convertida en serie: El inocente, producción española de ocho capítulos que debuta por la plataforma con Mario Casas como su protagonista.

Aquí el actor gallego se convierte en Mateo Vidal, o simplemente Mat, un joven barcelonés que en el inicio del relato estudia Derecho. Luego, se le ve en la comparecencia de un juicio en el que lo condenaron a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente.

Un paso por la prisión donde fue víctima del maltrato, pero que llegó a su fin. Ahora trabaja en el bufete de su hermano y vive con Olivia Costa (Aura Garrido), su pareja y futura madre de su hijo. Pero el destino pone un nuevo escollo en su camino, cuando un desconocido le envía inquietantes fotos y videos relacionados con su mujer.

Detrás de sus ojos

Una de las series de suspenso estrenadas este año fue una que dio que hablar con su estreno, tal como lo hizo el desenlace de la novela homónima en que se inspira, que llevó a muchos de sus lectores a comentar en Twitter su conclusión bajo el hashtag #WTFThatEnding o “que mierda ese final”.

Ese libro de Sarah Pinborough llega ahora a la pantalla convertida en una miniserie de seis capítulos, con la historia de una joven madre soltera, Louise Barnsley (Simona Brown), quien tiene un encuentro con un desconocido a quien choca por accidente en la calle

Pero luego se entera de que ese hombre, David (Tom Bateman), es su nuevo jefe en la consulta psiquiátrica donde trabaja como secretaria. Además, está casado con la elegante Adele (Eve Hewson), a quien de manera imprevista Lou conoce también en la calle.

Dark

¿Qué más se puede decir sobre una de las series de suspenso más exitosas y una de las favoritas de los telespectadores de Netflix?

La aplaudida producción alemana creada por Baran bo Odar y Jantje Friese parte con la extraña desaparición de niños en un pequeño pueblo de ese país.

A partir de ese momento comienzan a revelarse las fracturadas relaciones familiares de esos jóvenes, pero también de un extraño y confuso misterio que viene ocurriendo en el lugar hace más de 30 años.

Una oscura serie que muchos compararon con Twin Peaks, de David Lynch, y que el año pasado estrenó una infartante temporada final.

El desorden que dejas

Carlos Montero, el creador de la exitosa Élite, vuelve a apostar por una secundaria como el escenario de su nueva serie, que toma como base la novela homónima que él escribió en 2016.

Claro que esta vez deja en un plano secundario a los alumnos para centrarse en dos profesoras, Raquel (Inma Cuesta) y Viruca (Bárbara Lennie), docentes del ramo de literatura, cuyos destinos tienen como punto en común el ficticio poblado de Novariz, en el interior de Galicia.

Ahí se hace hace realidad el dicho “pueblo chico, infierno grande” y donde se va tejiendo una historia de secretos y chantajes, a través de una singular mezcla de tiempos, espacios y personajes, que podría llevar a la confusión a algunos, pero que finalmente va haciendo encajar las piezas que entregan sus ocho episodios hacia una resolución convincente, que sorprenderá a muchos.

Un recomendable thriller psicológico, que se atreve a explorar en la depresión y el abuso.

Lugares muertos

Al igual que Queen Sono y ¿Cuánto pesa la sangre?, otra serie sudafricana apuesta en Netflix por el suspenso, aunque esta vez suma un ingrediente: lo paranormal.

Lo hace a través de las vivencias de Will Stone (Anthony Oseyemi), un investigador de lo sobrenatural que se ha hecho famoso con Dead places, su saga de libros sobre este tipo de casos, que visita su país natal para recopilar nuevos y extraños sucesos, al mismo tiempo que se reencuentra con un trauma de su pasado.

Ese trauma se relaciona con la desaparición de su hermana a fines de los 80, cerca de donde vivían con sus padres en las afueras de Johannesburgo.

Una mezcla de suspenso, terror y drama que poco a poco se va revelando a lo largo de sus ocho capítulos, haciendo de esta nueva serie una interesante muestra del buen nivel de producción que han ido adquiriendo las realizaciones sudafricanas.

Escena del crimen

Las historias reales también dan origen a buenas series de suspenso. Como el caso que se conoció con un enigmático video que se hizo viral y que convirtió en detectives amateurs a miles de personas en todo el mundo. El registro mostraba a una joven que entraba y salía de un ascensor del Hotel Cecil, actuando extrañamante y como si alguien la estuviera siguiendo.

Esa joven era Elisa Lam, la estudiante canadiense de 21 años que, pocos días antes, había desaparecido sin dejar rastros mientras estaba de viaje en la ciudad de Los Angeles. Aunque su búsqueda ya había causado interés, la viralización de esa inquietante grabación no hizo más que multiplicar la atención sobre su caso.

Días después, encontraron su cuerpo en la azotea del hotel donde se hospedaba, el mismo que ya tenía un largo historial de hecho truculentas, que incluye asesinatos, suicidios y sobredosis y al que llaman “Hotel Muerte”. Una fama siniestra que ahora Netflix repasa en Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil, su nueva serie documental.

Y lo hace de la mano de un experto en historias true crime, el director Joe Berlinger, el mismo que llevó dos veces a la pantalla al asesino en serie Ted Bundy, primero en la docuserie Las cintas de Ted Bundy y luego en la película Extremadamente cruel, malvado y perverso.

Artículos relacionados

Últimas Noticias