sábado, mayo 18, 2024

A PRIMER MINISTRO DE ISRAEL SIN EL APOYO DE ESTADOS UNIDOS NO LE CONVIENE CONTRAATACAR A IRÁN

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y altos cargos de su equipo de seguridad nacional, tratando de contener el riesgo de una guerra regional más amplia tras una moderada y calculada oleada de misiles y drones iraníes dirigidos contra Israel, comunicaron a sus homólogos en Israel que EE.UU. no participará en ningún contraataque a Irán. Irán el pasado sábado mostrando que no tiene intenciones de que haya una escalada del conflicto en toda la región, lanzó la mayoría de misiles a sabiendas que iban a ser interceptados por El Domo de Hierro, que es un escudo antimisiles que protege Tel Aviv y otras ciudades en el país. Solo unos cuantos misiles supersónicos que no pueden ser interceptados por el Domo de Hierro, destruyeron su objetivo, que era la base aérea del Néguev, desde donde salieron los aviones israelitas que destruyeron el consulado de Irán en Siria el pasado 1ero de abril.

Biden y sus asesores militares en el cuarto de guerra, desde donde siguieron las cinco horas de la oleada de misiles hacia Israel el pasado sábado; se dieron cuenta que la represalia iraní no estaba destinada a provocar una escalada del conflicto en medio oriente. Por lo que presentó como exitosa la intercepción por parte de Israel de la ofensiva iraní como una gran victoria, con la sugerencia de que era innecesaria una mayor respuesta israelí.

Las represalias iraníes se produjeron en un momento de profunda tensión entre ambos por la guerra de Gaza. A lo largo de ese conflicto, han quedado al descubierto los límites de la influencia estadounidense en la toma de decisiones israelí.

Sigue siendo una incógnita si Netanyahu seguirá el consejo de Biden.

Artículos relacionados

Últimas Noticias