martes, abril 23, 2024

Encuentran muerto a exempleado que expuso públicamente las políticas de Boeing

El hombre en los días previos a su muerte, había estado testificando en una demanda contra Boeing y fue hallado con heridas “autoinfligidas”.

John Barnett, un ex empleado de Boeing que expuso supuestos problemas de seguridad en la compañía, fue encontrado muerto el sábado en el estacionamiento de un hotel en Carolina del Sur. Barnett, de 62 años, falleció a causa de lesiones “autoinfligidas”, según confirmó un forense del condado de Charleston.

Barnett había trabajado durante siete años como gerente de control de calidad en la fábrica de Boeing en Charleston. Durante su tiempo en la empresa, destacó lo que describió como malas prácticas en el proceso de fabricación, señalando que los empleados habían instalado piezas de calidad inferior en los aviones debido a la presión para producir rápidamente.

Sus preocupaciones fueron respaldadas parcialmente por la Administración Federal de Aviación (FAA) en 2017, lo que llevó a Boeing a tomar medidas correctivas. Sin embargo, Barnett afirmó que después de su jubilación ese mismo año, la empresa lo difamó y obstaculizó su progresión profesional por haber expuesto los problemas en la fábrica.

Barnett estaba en Carolina del Sur para testificar en una demanda contra Boeing cuando fue encontrado muerto en su camioneta. Su fallecimiento se produce en medio de un intenso escrutinio sobre Boeing después de que una sección del fuselaje de un avión de Alaska Airlines se cayera en pleno vuelo sobre Oregón en enero.

Una investigación de la FAA, publicada la semana pasada, encontró “múltiples casos” de incumplimiento de los requisitos de control de calidad de fabricación por parte de Boeing y uno de sus proveedores. Esto ha generado preocupaciones sobre la seguridad de los aviones fabricados por la compañía y ha provocado una caída del 25 por ciento en el precio de las acciones de Boeing en lo que va del año.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha iniciado una investigación criminal sobre el asunto. Mientras tanto, Boeing ha anunciado que los pagos de bonificaciones a los empleados en 2024 estarán vinculados a la seguridad y la calidad, en lugar de a los ingresos.

Un portavoz de Boeing expresó sus condolencias por el fallecimiento de Barnett y dijo: “Estamos tristes por el fallecimiento del señor Barnett y nuestros pensamientos están con su familia y amigos”.

Tanto la BBC como TMZ, citando a autoridades de Carolina del Sur, indican que el hombre de 62 años habría muerto a causa de lo que parece ser una herida autoinfligida el 9 de marzo, en un aparente suicidio, aunque la policía sigue investigando el caso.

Barnett había trabajado para Boeing durante 32 años, hasta su jubilación en 2017, y en los días previos a su muerte, había estado testificando en una demanda contra Boeing, según la BBC, cuya información han replicado medios estadounidenses como The Hill y Fox.

Barnett saltó a la esfera pública en 2019 al revelar a la BBC que Boeing había acelerado la producción de sus aviones 787 Dreamliner, poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros.

Según él, los sistemas de oxígeno de emergencia diseñados para los 787 Dreamliners tenían una tasa de fallo del 25%. Esto implicaba que uno de cada cuatro aviones 787 Dreamliners tenía el potencial de perder oxígeno rápidamente en caso de una descompresión súbita de la cabina, lo que podría poner en peligro a los pasajeros.

Barnett compartió estos detalles con la BBC basándose en su experiencia como gerente de calidad en una planta de Boeing en North Charleston (Carolina del Sur), donde se producían los 787 Dreamliner, aeronaves empleadas especialmente en vuelos de larga distancia.

En ese momento, Boeing rechazó sus acusaciones. Sin embargo, una revisión que llevó a cabo la Administración Federal de Aviación (FAA, sigla en inglés) avaló algunas de las preocupaciones planteadas por Barnett.

En un comunicado entregado a la BBC, Boeing expresó tristeza por la muerte de su exempleado.

“Estamos entristecidos por el fallecimiento del señor Barnett y enviamos nuestras condolencias a su familia y amigos”, dijo Boeign, según recoge la cadena británica.

Por su parte, en declaraciones a la BBC, el abogado de Barnett describió su muerte como “trágica”.

En el momento de muerte, Barnett se encontraba en Charleston para dar testimonio en el caso contra Boeing.

La semana pasada había sido interrogado tanto por los abogados de Boeing como por sus propios abogados. Tenía previsto volver a comparecer el sábado para responder a más preguntas, pero no acudió a la audiencia.

Posteriormente, fue encontrado sin vida en su camioneta en el estacionamiento del hotel donde se hospedaba, según informó a la BBC el forense del condado de Charleston.

Su muerte se produce en un momento en que Boeing está bajo escrutinio de las autoridades de Estados Unidos por el proceso de fabricación de los aviones modelo 737-9 (MAX), después de un incidente en enero en el que uno de los paneles se desprendió en pleno vuelo.

Artículos relacionados

Últimas Noticias