sábado, mayo 25, 2024

Columnista Alejandro Palmieri: “Rodas no defiende los derechos humanos, defiende lo que le interesa”

El político guatemalteco y columnista afirmó que el Procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas no defiende los derechos de los guatemaltecos, solo sus intereses.

“Sus recomendaciones no tienen carácter vinculante y se le conoce como magistrado “de conciencia”. Como tal, tiene vedada la participación político partidaria y todo tipo de activismo político. Todos los PDH han tenido cuestionamientos y señalamientos de favorecer a grupos de izquierda -más allá de darles plazas a activistas en la entidad- y de defender solamente los temas y a las personas que son afines a esa ideología. La verdad de las cosas es que, sin calificar si es bueno o no, así ha sido y eso es algo innegable. Sin embargo, el actual procurador, Jordán Rodas Andrade, ha sido quien más acusaciones de inmiscuirse en actividades políticas ha tenido. Y con razón. La sociedad en general -y el mundo- ha sufrido una radicalización hacia el extremismo y la PDH no es ajena a ello”, afirmó Palmieri en su columna.

Agregó que las acciones del Procurador solo han venido a dividir a la sociedad guatemalteca.

“¿Quién puede olvidar, por ejemplo, la denotada participación del PHD en una manifestación feminista donde llevaban como estandarte la efigie de la virgen, pero como si fuese una vulva? Ese affaire se conoció como “la poderosa vulva” y como era de esperarse, fue interpretado como una afrenta por los católicos. Independientemente que siempre habrá revoltosos y revoltosas, la participación de un funcionario como el PDH en una de esas manifestaciones deja clara su preferencia y sus alianzas”, recordó el político.

Explicó como el Procurador tiene escaso conocimiento en el sistema republicano de Gobierno, esto ante los encontronazos que ha tenido con el presidente Alejandro Giammattei.

“Más recientemente, el PDH Rodas ha tenido enfrentamientos con el presidente Giammattei. En más de una ocasión se han pronunciado con indirectas y algunas veces bien directas, criticándose mutuamente o abiertamente señalándose. Con el Congreso ha tenido una relación tirante desde la anterior legislatura. Y con la actual, el presupuesto de la entidad ha sido el punto álgido en la relación. Regresando a su relación con el Organismo Ejecutivo, recientemente y a raíz del segundo rechazo a decretos gubernativos de estado de Calamidad por parte del congreso, el PDH le recomendó públicamente al Presidente renunciar a su cargo en vista de ese, su segundo fracaso consecutivo en el Congreso”, agregó.

“Más recientemente, el PDH Rodas ha tenido enfrentamientos con el presidente Giammattei. En más de una ocasión se han pronunciado con indirectas y algunas veces bien directas, criticándose mutuamente o abiertamente señalándose. Con el Congreso ha tenido una relación tirante desde la anterior legislatura. Y con la actual, el presupuesto de la entidad ha sido el punto álgido en la relación. Regresando a su relación con el Organismo Ejecutivo, recientemente y a raíz del segundo rechazo a decretos gubernativos de estado de Calamidad por parte del congreso, el PDH le recomendó públicamente al Presidente renunciar a su cargo en vista de ese, su segundo fracaso consecutivo en el Congreso”, agregó.

“En términos simples -y la mente del PDH- si el Presidente no logró contar con el aval del Congreso a un decreto de restricción de libertades, eso significaba que “ya no controlaba el Organismo Legislativo”. Por consiguiente, no mandaba. Es decir que, según el PDH, el Presidente debía conseguir lo que se propusiera en el Congreso, más cuando ha logrado pasar iniciativas el Ejecutivo sin problemas, se le ha acusado de interferir en el Legislativo o abiertamente de compra de votos. La incoherencia queda manifiesta. El PDH dejó claro que su intención no era sugerir algo en pos de de los derechos humanos, sino solamente criticar al Presidente”, aseguró.

Artículos relacionados

Últimas Noticias