jueves, febrero 29, 2024

Desaparece menor de 10 años en La Florida; familiares piden ayuda para localizarla

Cuatro días han pasado ya y los familiares de la niña se encuentran desesperados, pues no tienen ningún rastro de su paradero.

Se trata de Sandra Beatriz Mo Gómez, que desapareció el pasado 17 de marzo en colonia la Florida, zona 19, de Guatemala.

De acuerdo con testigos, Sandra siempre iba sola a la tienda, a comprar tortillas o a comprar frijoles a la casa de unos vecinos. Si tienes algún tipo de información comunícate al 1546 o al 110 de la PNC.

En Guatemala a diario desaparecen varios niños, aunque algunos desaparecen por su propia voluntad, otros son secuestrados y víctimas de una red de trata de personas que funciona a nivel mundial, por ello, cada minuto cuenta para dar con su paradero.

¿Qué podemos hacer los padres cuando nuestro hijo desaparece?

 Ante todo, guardar la calma y solicitar ayuda para buscarle.

 Pregunta a vecinos y a sus amigos si le han visto, y buscar en lugares donde pudiera estar, con familiares o amigos.

Avisar inmediatamente a la policía. No esperes para dar el aviso, ya que las 3 primeras horas tras la desaparición son cruciales para encontrarle.

Tendrás que poner una denuncia, y se comenzará a investigar sobre 3 cuestiones:

Si la desaparición pudo ser voluntaria o no.

Una entrevista con familiares y amigos.

Inspección de lugares y habitación del niño

Es importante que facilites toda la información posible del niño y una foto reciente. Especialmente relevante es la situación familiar, de si hay posibilidades de que alguien le hubiera secuestrado, de si ha quedado con alguien por internet.

No limpiar la habitación, no recoger los objetos que haya dejado, ni lavar la ropa, y que nadie externo a la investigación, ni siquiera familiares o amigos, manipulen sus pertenencias o entren en la casa.

Los medios de comunicación a veces pueden resultar útiles a la investigación, pero antes de dar la noticia a conocer debemos consultarlo con las autoridades.

No debe mentirse a los familiares, especialmente a los hermanos del niño. Aunque en ocasiones no debemos facilitar toda la información que tengamos, por motivos de la investigación.

Si el secuestrador se pone en contacto, siempre hay que comunicarlo a la policía, y no dar ningún paso antes. Ellos son los que saben cómo actuar en estos casos.

Si el niño aparece de nuevo, hay que avisar a las autoridades para que cierren el caso.

Existen asociaciones de apoyo a familiares de personas desaparecidas que pueden ayudarnos mucho psicológicamente.

 Si crees que puede haber indicios de que un familiar o una expareja pueda sustraer al menor, comuníqueselo a un abogado, y a sus amigos. Dele al niño un teléfono móvil, si tiene la edad necesaria para poder usarlo y, si lo ve necesario, pida al juzgado unas medidas cautelares de alejamiento del menor.

Artículos relacionados

Últimas Noticias