sábado, mayo 25, 2024

Dos niños consumen veneno para ratas creyendo que eran dulces

Una familia tenía ratones en su casa y para eliminar a los roedores decidieron comprar una bolsa de Klerat, un veneno en forma de trocitos color rosa. Colocaron unos granitos estratégicamente detrás de ciertos muebles y lo que le sobró lo guardaron en alguna gaveta.

Los niños Mario Rene y su hermanita Skyli  Xicon Lima, de 2 años, se encontraban jugando cuando encontraron la bolsita esccondida y creyendo que eran dulces los ingirieron. Esto sucedió en Sanarate, El Progreso.

Los menores iniciaron a presentar molestias por lo que los padres llamaron a los Bomberos Municipales Departamentales quienes de inmediato los trasladaron a la emergencia de un centro asistencial en estado grave.

Todos los rodenticidas pueden ser tóxicos para los mamíferos y aves cuando se comen. La mayoría de los rodenticidas también son tóxicos al inhalarlos o tocarlos. Las personas, los animales domésticos y la fauna pueden sufrir efectos graves para la salud después de ingerir una sola dosis de rodenticida.

Los rodenticidas se formulan como cebos, los que tienen ingredientes que atraen a los animales. Por ejemplo, los cebos pueden contener mantequilla de maní, melaza, o granos. Estos ingredientes pueden ser también atractivos para los niños y las mascotas.

Los padres de familia deben de tener mucho cuidado al manipular esta clase de veneno desechar el que ya no usaron para evitar tragedias.

Artículos relacionados

Últimas Noticias