martes, junio 25, 2024

Piden suspender a Pepe Le Pew y Speedy González, por “fomentar acoso sexual, violación y el bullying”

El fin de semana Charles M. Blow, periodista de The New York Times, sorprendió a todos con una acusación dirigida a dos personajes de la saga animada de Looney Tunes: despotricó contra Pepe Le Pew por promover el “acoso sexual”; y también a Speedy Gonzales por incentivar los “estereotipos raciales”. La polémica se encendió en Twitter y el tema se volvió tendencia rápidamente.

Muchos usuarios alegaron, pues el periodista nunca habló del perreo y de algunas series que de verdad promueven el acoso.

Blow, que suele escribir sobre temáticas relacionadas al racismo, la discriminación y el sexismo en su columna, y aprovechó la ocasión del 8 de marzo, el Día de la Mujer, para denunciar a ambas caricaturas animadas por su contenido: “Desde mediados del siglo XX se caracteriza por perpetuar el estereotipo de los “galanes franceses seductores” encarnado en un zorrillo en constante búsqueda del amor, quien suele provocar el efecto contrario debido a su fuerte olor y su forma de atosigar a su ‘presa’”.

El columnista argumentó que “la caricatura normaliza la cultura de la violación y el acoso” al asediar invasivamente a la gatita Penélope Pussycat. En este sentido, expuso en un tuit los tres principales puntos que sostienen su conclusión: “Agarra y besa a una chica extraña, repetidamente, sin consentimiento y en contra de su voluntad; ella lucha poderosamente para alejarse de él, pero él no la libera y cierra una puerta para evitar que ella pueda escapar”.

Además, insistió en el erróneo mensaje que significa esa conducta para los niños: “Les enseña que ‘no’ en realidad no significa no, que es parte del ‘juego’, la línea de partida de una lucha por el poder”; “las objeciones físicas de una mujer son normal, adorable, gracioso, y ni siquiera le dan a la mujer la capacidad de hablar”.

Según el periodista, la caricatura normaliza la cultura de la violación y el acoso al asediar invasivamente a la gatita Penélope Pussycat. Y es que, ante los comentarios derivados de su columna, el autor destacó este sábado en Twitter los tres principales puntos con los que llegó a dicha conclusión: Agarra y besa a una chica extraña, repetidamente, sin consentimiento y en contra de su voluntad; ella lucha poderosamente para alejarse de él, pero él no la libera y cierra una puerta para evitar que ella pueda escapar.

De acuerdo con la opinión del periodista “esto ayuda a enseñar a los niños que ‘no’ en realidad no significa no, que es parte del ‘juego’, la línea de partida de una lucha por el poder”, y agrega que superar “las objeciones físicas de una mujer es normal, adorable, gracioso. Ni siquiera le dan a la mujer la capacidad de hablar”.

Mientras las opiniones de Blow fueron aceptadas por algunos en las redes sociales, otros consideraron que no existe tal representación en el zorrillo francés, y que su postura es “exagerada” pues sólo es un personaje “siendo divertido”.

Artículos relacionados

Últimas Noticias