sábado, junio 12, 2021

La Policía alemana cree tener «nuevas evidencias» de la desaparición de Madeleine McCann

Los investigadores revelaron que en los últimos días reunieron nuevas pruebas contra Christian Brueckner, el pedófilo y violador serial alemán que se convirtió en el principal sospechoso de la desaparición de la niña cuando tenía 3 años.

En tanto, los padres de la niña conmemoraron su 18 cumpleaños con la esperanza de volver a verla con vida

Su desaparición en 2007 en una turística localidad portuguesa fue el inicio de un caso largo y complicado que mantuvo al mundo en vilo. Ahora, los investigadores están cada vez más seguro de que Madeleine McCann murió en Portugal asesinada por Christian Brueckner, el pedófilo y violador serial alemán que se convirtió en el principal sospechoso del caso.

La pequeña “Maddie”, cuya imagen dio la vuelta al mundo, desapareció de su habitación el 3 de mayo de 2007 en Praia da Luz, donde estaba de vacaciones con su familia.

Su desaparición, poco antes de su cuarto cumpleaños, el 12 de mayo, desencadenó una extraordinaria investigación y una cobertura mediática internacional. Pero nunca se ha encontrado ningún rastro de la niña, a pesar de la identificación de Brueckner como principal sospechoso el año pasado en Alemania.

En ese entonces, los detectives investigaron si el violador convicto había trasladado a Madeleine a Alemania desde Praia da Luz.

Pero ahora el fiscal Hans Christian Wolters, que dirige la investigación de McCann en Alemania, afirma que la policía está convencida de que murió en Portugal, según informó el Sunday Mirror.

Anteriormente, el fiscal había dicho que tenía “pruebas concretas” de que Bruckner, de 44 años, mató a Madeleine.

Walters a principios de esta semana reveló que se han reunido nuevas pruebas en los últimos días, aunque se negó a revelar detalles.

Los investigadores creen que el abusador sexual infantil condenado Brueckner asesinó a Madeleine después de secuestrarla del apartamento de vacaciones en Praia da Luz.

Cuando se le preguntó dónde creía que Maddie fue asesinada, Wolters dijo al periódico: “En Portugal. Soy optimista de que resolveremos este caso”.

Las autoridades esperan estar en condiciones de acusar formalmente a Brueckner a finales del verano, y pronto se llevará a cabo una reconstrucción en el complejo de Praia da Luz tras un aviso de un testigo clave.

Wolters le dijo al Sun el miércoles: “Todavía estamos armando el caso y en algún momento en el futuro compartiremos los detalles con el sospechoso y su abogado, pero ahora no es el momento”.

“No puedo revelar el tipo de evidencia que se nos ha dado, no es forense, puedo decirle eso, pero es nueva evidencia circunstancial que se suma a la teoría de trabajo de que él es el hombre responsable”, agregó.

“Siempre hemos insistido en que el hombre que identificamos como principal sospechoso es el hombre que creemos cometió el crimen y no buscamos a nadie más. Soy optimista de que resolveremos este caso”, dijo.

En julio pasado, la policía alemana encontró un sótano oculto en una parcela cerca de Hannover, donde supuestamente vivía Brueckner en 2007.

La policía descubrió el sótano en los cimientos de un edificio que había sido demolido ese mismo año.

Walters dijo al Sunday Mirror: “Dado que Christian B. no tenía la asignación en el momento de la desaparición de Maddie, no podría haber enterrado un cuerpo allí”.

Brueckner actualmente cumple una condena de siete años por la violación de una mujer estadounidense de 72 años en 2005 en Praia da Luz.

Al parecer, vivió durante varios años en una casa cercana al complejo turístico y trabajó en la zona, sobre todo en el sector de la restauración. Fue identificado a raíz de una información recibida por las autoridades británicas que habían lanzado un nuevo llamado con motivo del décimo aniversario de la desaparición.

Las nuevas revelaciones llegas unos días después que los padres de Madeleine McCann conmemoran su 18 cumpleaños con la esperanza de volver a verla con vida.

Artículos relacionados

Últimas Noticias